jueves, 5 de enero de 2012

Grandes obras para coro: Mesías, de Händel

El Barroco musical abarca aproximadamente 150 años, desde el inicio del siglo XVII hasta la muerte de uno de los estandartes principales de este período, Johann Sebastian Bach, en 1750. En todo ese tiempo, hubo más compositores importantes que evolucionaron la creación musical, no sólo en Alemania o Italia, cunas de gran parte de la composición a lo largo de la historia, sino también en Inglaterra, Francia o España. Uno de ellos fue Georg Friedrich Händel (1685-1759), alemán de nacimiento, pero nacionalizado inglés, a quien se consideró heredero de otro barroco más temprano, Henry Purcell (1659-1695).

De toda su inmensa obra, Händel es especialmente conocido entre el gran público por su “Mesías”, un oratorio para solistas, coro y orquesta que normalmente suele interpretarse en Navidad, pero cuyo texto relata no sólo el nacimiento de Jesús, sino toda su vida. El número más famoso es el “Hallelujah”, pero hoy conoceremos otro titulado “For unto us a Child is born”, cuyo texto dice:

For unto us a Child is born,
Para nosotros ha nacido un Niño
Unto us a Son is given,
Se nos ha dado un Hijo
And the government shall be upon his shoulder
Y el gobierno estará sobre sus hombros
And his name shall be called
Y será llamado por el nombre de
Wonderful Counsellor
Maravilloso Juez
The mighty God
El poderoso Dios
The everlasting Father
El Padre eterno
The prince of Peace
El príncipe de la Paz

Se trata de una pieza en un tono muy alegre y ligero, a lo que invita el texto, que sigue una misma estructura todo el tiempo. La inician las cuerdas y luego la reiteran las voces: en la primera etapa, cantan Sopranos en solitario (0:17) con “For unto us a Child is born, unto us a Son is given”; a continuación entran los Tenores (0:29) con la misma frase musical anterior, pero acompañados de las Sopranos, a través de una sucesión ascendente de semicorcheas (notas muy cortas y rápidas) con la palabra “born”. En tercer lugar entran los Altos (0:43), acompañando los Bajos (0:46), siendo éstos quienes imitan la sucesión ascendente que habían hecho antes los Sopranos, y llegando a producirse una secuencia de respuestas entre Bajos y Altos en el 0:57.

Llega la segunda etapa con la frase “And the government shall be upon his shoulder”, iniciada con Tenores en el 1:02, que dejan una nota pedal (nota pedal: nota larga mantenida que interpreta una voz, sosteniendo a las demás voces que canten al mismo tiempo otras notas) sobre la que siguen los Sopranos en el 1:07, y finalmente por Altos y Bajos en el 1:11, para cogerse todos juntos a partir del 1:13 con “And his name shall be called” (1:16), buscando el momento cumbre, que coincide con las palabras siguientes, “Wonderful” (1:18), “Counsellor” (1:20), “The mighty God, the everlasting Father, the prince of Peace” (1:23). Hay que destacar la importancia de la música en ese fragmento: es la primera vez (y habrá tres más) en este número que hay homofonía, es decir, que todas las voces cantan el mismo texto a la vez. Hasta entonces, había entrado una voz primero, seguida de otra que hace virguerías, etc. Ahora van todas juntas, mientras que son las cuerdas las que acompañan con notas cortas y rápidas. Händel quiere dar fuerza al texto así, que suene enfático, con exclamaciones: Wonderful! Counsellor! The mighty God, el poderoso Dios.

A partir de aquí se inicia otra estructura muy similar a la primera etapa, repitiendo texto: Altos (1:29) y Tenores (1:31), “For unto us a Child is born”, Altos (1:33) “Unto us a Son is given”, Sopranos (1:37) y Bajos (1:39). Altos reinician la segunda etapa nuevamente con “And the government shall be upon his shoulder” (1:41), que dejan una nota pedal sobre la que repiten Bajos (1:46), y ya en el 1:51 comienzan a reunirse todas las voces para volver a la parte homofónica en el 1:55.

La estructura vuelve de nuevo a la carga, nunca siendo igual pero siguiendo características muy parecidas, entrando primero diferentes voces con “For unto us a Child is born, unto us a Son is given”, preparando el momento climático con “And the government shall be upon his shoulder”, acercando las voces con “And his name shall be called” y haciendo que la música alcance su punto culminante con “Wonderful”, “Counsellor”, etc (2:38). La diferencia en cada repetición es que a medida que transcurre la pieza, las entradas son menos espaciadas, se van superponiendo más, y al mismo tiempo las cuerdas también van acompañando con más presencia, lo que va dando más intensidad a la música.

El último momento cumbre coincide con la secuencia de “Wonderful”, “Counsellor”… que comienza a prepararse en el 3:05 y llega hasta el 3:29, que es cuando se relaja un poco la parte coral para dejar solos a los instrumentos en el 3:33. Éstos vuelven a repetir el tema fundamental de la pieza hasta finalizarlo con un ritardando (ritardando: cuando se retrasa el tempo, el pulso que lleva la obra) en el 3:49.


Aunque el “Mesías” HW* 56 de Händel es una obra más bien larga (2h 20m aproximadamente) merece la pena escucharlo de principio a fin. Es bastante frecuente que llegado el mes de diciembre encontremos un concierto de este oratorio en nuestra ciudad. De hecho, desde hace ya años que en el mundo coral existe lo que se llama “Mesías participativo”: a través de entidades como Obra Social La Caixa se da la oportunidad a coralistas amateurs para que canten determinados números de esta obra, acompañados de músicos profesionales. Este tipo de iniciativas son muy aplaudidas, porque es muy difícil para un coro amateur montar una obra con orquesta y solistas (a quienes hay que pagar por su trabajo).

La partitura de la pieza podéis encontrarla aquí.

Con esta pieza nos despedimos hasta el próximo lunes día 9, que volveremos con más arte y cultura. Que los Reyes Magos os traigan mucha salud y felicidad y disfrutéis de un fin de semana de paz y descanso.

*HW hace referencia a las palabras Händel Werke, que en alemán significa “Obras de Händel”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

querida, me dejas anonadada!! eres todo un pozo de sabiduría!!!
muaks!!
LP

Sil dijo...

No lo sé todo ni mucho menos. Las entradas las curro un poquito tirando de apuntes ;) Pero gracias por tus apuntes, ¡guapa! ¡Muas!